como limpiar una protesis dental

Si llevamos en la boca una prótesis hemos de tener en cuenta que un buen cuidado y mantenimiento de las mismas va a influir enormemente en nuestra salud bucal y general.

Una buena higiene conseguirá que los depósitos de alimentos que quedan retenidos en la misma no terminen acumulando placa bacteriana. Las manchas de alimentos pigmentarios (café, vino, refrescos), nicotina en caso de ser fumador y restos de alimentos irán depositándose y acumulándose en nuestro aparato dental, por lo que es necesaria una correcta limpieza habitual de la misma.

Una prótesis deteriorada y sucia puede traer a nuestra boca desde mal aliento hasta rozaduras. problemas de encías, gingivitis, inflamaciones, así como afectar al resto de piezas sanas y te ayudará a adaptarte mejor a la prótesis dental.

Cómo limpiar una prótesis dental removible

Es importante limpiar nuestra prótesis removible después de cada comida y por la noche antes de acostarnos con jabón neutro y un cepillo de cerdas de nylon o uno especial para prótesis (de venta en farmacias), no es aconsejable hacerlo con pasta de dientes pues la mayoría contiene abrasivos que le irán quitando el brillo a nuestro aparato.

limpiar una protesis dental en casa

Tendremos cuidado de retirar todos los posibles restos especialmente en las zonas de difícil acceso como retenedores y topes, que es donde más tiende a cumularse la suciedad, así evitaremos también la acumulación de sarro. También es aconsejable sumergirlas por un tiempo en un vaso con agua y añadir una tableta desinfectante (con 5 ó 10 minutos es suficiente).

Si el sarro ya se hubiera adherido al aparato se puede intentar retirar con bastoncillos de algodón y alcohol. No utilizar lejías ni otros productos disolventes pues podemos dañar la prótesis. Las tabletas desinfectantes también tienen efecto desincrustante. Después de un buen aclarado con agua también deberemos lavar y enjuagar nuestra boca, piezas naturales que nos queden y encías.

Por la noche, después de la limpieza es aconsejable que las encías descansen de la presión a que se ven sometidas durante el día y dejar la prótesis en un recipiente con agua.

Cómo limpiar una prótesis dental fija

Si llevamos una prótesis fija el limpiado será de la manera convencional igual que nuestros dientes, con cepillo de dientes y pasta fluorada (no demasiado concentrada para no dañar la cerámica). Si bien en las zonas de difícil acceso como pónticos se utilizará una seda especial para puentes, que lleva un extremo más duro para su inserción entre las piezas con la que ayudaremos a retirar todos los restos y evitar la formación de placa bacteriana. Existen además pequeños cepillos interdentales. También es aconsejable la utilización de un irrigador, el cual nos ayudará a mantener una higiene correcta.

¿Te ha resultado útil? ¡Ayúdanos a mejorar y puntúalo!
[Votos: 2 Puntuación media: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *