Férula de descarga un tratamiento eficaz para el bruxismo

Una férula de descarga es uno de los tratamientos más usados y más eficaces para tratar el bruxismo. Consiste en una plancha interoclusal que se utiliza para tratar problemas oclusales y posibles disfunciones craneomandibulares. Evita el desgaste oclusal, tiene un efecto relajante muscular, reposiciona la articulación a la vez que busca un mejor ajuste de la oclusión.

En el anterior post hablamos sobre el bruxismo y cómo prevenirlo. Ahora hablamos de la férula de descarga que puede ayudar a aliviarlo y tratarlo.

Tipos de férula de descarga

Hay algunos tipos de férulas estándar que se pueden adquirir en algunos establecimientos, incluso por internet, pero para que cumpla su función correctamente debe ser fabricada a medida de la boca del paciente.

Últimamente, están apareciendo ofertas de férulas de descarga a medida que en realidad son una plancha plástica termoformada, la cual encaja en nuestros dientes pues ha sido fabricada sobre el molde de la impresión de la boca, pero no tiene en cuenta la articulación de la misma, por lo que no cumple la función real que debería, que es modificar la oclusión llevando la mandíbula hacia una posición de articulación correcta.

Igualmente, las férulas blandas únicamente cumplirán una función de protección ante el desgaste.

férula de descarga

El material ideal para su confección es resina acrílica transparente. Siendo la técnica más adecuada la de toma de impresiones, toma de articulación con registros de cera para después montar los modelos en un articulador. Las férulas pueden ser inferiores o superiores, siendo estas las más habituales según la arcada para la que se confeccione. Se recomienda un grosor de 2 o 3 mm, llegando hasta 4 mm en algunos casos.

Recomendaciones para su uso

Para las personas con trastorno de la articulación temporomandibular (ATM) y bruxismo son la opción más recomendable, por un lado, cumplen la función de proteger los dientes del desgaste y de los daños ocasionados durante el sueño, y por otro el de ir reajustando la oclusión a una postura correcta.

Es fundamental el ajuste de la férula dental a la boca del paciente, la superficie debe ser plana, comprobando el contacto con todas las piezas antagonistas ya que un mal ajuste puede generar tensión en los dientes o causar más molestias.

También deben ser revisadas periódicamente por un protésico dental  para comprobar que sigan realizando su función correctamente y si es necesario reajustarlas.

¿Te ha resultado útil el post ? ¡Ayúdanos a mejorar y puntúalo!
[Votos: 3 Puntuación media: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *